Buscar este blog

Cargando...

sábado, 15 de diciembre de 2012

Alteraciones de la micción ¿En qué consisten?

En este apartado hacemos referencia a las alteraciones de la micción voluntaria, es decir, a aquellos trastornos o dificultades que se manifiestan una vez que el sujeto a decidido voluntariamente orinar. La incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de orina) se verá más adelante.

Una de las alteraciones más frecuentes entre los varones es el denominado "síndrome prostático". En este caso, el estrechamiento de la uretra (consecuencia del aumento de tamaño de la prostata) provoca algunos problemas a la hora de una evacuación normal de la orina:
  • el chorro de la orina se debilita y, a veces, se entrecorta de manera involuntaria;
  • la micción termina con un largo goteo, que puede mojar la ropa interior o el pantalón;
  • la emisión del primer chorro se hace esperar;
  • las ganas de orinar son prácticamente continuas, pero en cada micción sale poca orina;
  • a veces resulta casi imposible aguantar las ganas de orinar;
  • tras acabar la micción persiste la sensación física de que la vejiga no se ha vaciado por completo;
  • durante la noche hay que levantarse varias veces a orinar.
Otro tipo de alteraciones de la micción son los que se producen en una infección urinaria o una uretritis. Se manifiestan en forma de dolor, escozor o quemazón al orinar. Es frecuente el "tenesmo", que consiste en la sensación persistente de querer orinar. El sujeto realiza micciones repetidas, pero con emisión escasa de orina en cada una de ellas.

CURIOSIDAD

Del total de hombres que presentan hiperplasia benigna de próstata y padecen algún tipo de síntoma, alrededor del 15% mejora espontáneamente (no porque la próstata reduzca su tamaño, sino debido a la capacidad de adaptación del organismo); un 30% permanece estable y el resto sufre un empeoramiento más o menos progresivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada